Facilitación de reuniones


 

 

Un facilitador es una persona que ayuda a un grupo a definir sus objetivos y a planificar cómo los alcanzarán; al hacerlo el facilitador mantiene una posición neutral sin tomar partido para obtener lo mejor de todos los participantes del grupo.

El uso de un facilitador en reuniones tiene muchos beneficios:

 
  • Mejores decisiones: Aprovechando la sabiduría del equipo y evitando decisiones guiadas por agendas personales.
  • Mayor respaldo: Generando el ambiente propicio para que todos participen, colaboren y consigan acuerdos que todos pueden respaldar.
  • Uso eficiente de recursos: Manteniendo el foco y flujo de la discusión, evitando el desperdicio de tiempo y desgaste del equipo para llegar a acuerdos.
   

Estudios desde los 1970s han demostrado el valor que un facilitador efectivo brinda a un grupo.

Este valor surge de varios factores:

 
  • Se libera el tiempo de los gerentes/directivos del proceso de estructurar, agendar, llevar a cabo y registrar los acuerdos y resultados.
  • Aumenta la participación de todos los miembros.
  • Se acelera el proceso de toma de decisiones con técnicas especializadas.
  • Se fortalece el compromiso con la decisión tomada porque todos participan del proceso. Las posibilidades de éxito para la implementación aumentan.
  • Aumenta la confianza en el proceso y la reunión ya que los miembros identifican al facilitador como un apoyo imparcial al grupo como un todo.
  • El facilitador permite que el equipo se centre en el tema de la reunión, re-enfocándolos cuando se desvía la discusión.

 

Algunas de las técnicas de facilitación con las que trabajamos

Facilitación GrupalFacilitación utilizando
Lego Serious Play
Facilitación masiva con
apoyo tecnológico